NL      FR      EN Museo     Niños     Reservaciones     Visita Online     Historia del chocolate    
DE      ES Cacao & Demás     Recetas     Proyecto     Video
 
Pàgina de inicio
Horas de apertura
    Precios
Cómo encontrarnos ?
Prensa & Medios
Connexiones
Contacto





Noticias

Paises



  Choco-Story on Facebook

Choco-Story
 
Historia Glifo Chocolateros Codices Sacrificios Esqueletos
Origen-1 Moneda Origen-2 Origen-3 Gesto Origen-4
  7) Un estudio reciente sobre el origen del cacao cultivado por los Mayas

Para comprender mejor el origen y las bases genéticas del Criollo procedente de América Central se han realizado varios análisis sobre una muestra evitando mezclar el Criollo puro del Criollo cruzado con genes de Forastero. Estos dos tipos se conocen como Criollo Antiguo y Criollo Moderno.

A diferencia de otros estudios anteriores, este estudio dice que el Criollo Antiguo, anteriormente considerado antes como "silvestre", forma parte de un grupo estrechamente relacionado con el Criollo Antiguo de América del Sur.

Los árboles de Criollo Antiguo están también más cerca de los tipos de Forastero de Colombia y Ecuador que estos árboles de Colombia y Ecuador lo están de otros tipos de Forastero de América del Sur.

En el fondo, ha habido muy poca variedad genética dentro del grupo de Criollo Antiguo.

Los resultados del estudio sugieren que los tipos de Criollo Antiguo representan el grupo de Criollo original.

Y también presupone que este grupo no constituye una subespecie separada y que probablemente sea originario de unos cuanto tipos de América del Sur que quizá fueron diseminados por el hombre (o los animales) en América Central.

Muestra también que el cacao de la selva de Lacandona es idéntico a nivel molecular a los tipos cultivados por los Mayas (es decir, los tipos encontrados en los "cenotes" de Yucatán, la costa pacífica de México y Belice) y a ciertos ejemplares de las regiones del suroeste de Venezuela y del noreste de Colombia.

Así pues, los ejemplares compuestos por los árboles encontrados en la selva de Lacandona no deben ser considerados ni silvestres ni originarios de esta región.

Otro elemento que debe ser tenido en cuenta es que no hay evidencias de la presencia de Theobroma en los bosques de Chiapas antes de que fueran colonizados por el hombre.

Además, en la selva de Lacandona suelen encontrarse vestigios de la civilización Maya. Así pues, la presencia de árboles de cacao Criollo en la selva de Lacandona puede ser un resto del cultivo de cacao de los Mayas.

Como los ejemplares de Criollo antiguo están más cerca del Forastero de Colombia y Ecuador de lo que este último lo está de otros ejemplares de Forastero de Guinea Francesa, el Orinoco, el bajo Amazonas o de algunos de Perú, el grupo del Criollo no constituye una subespecie separada (ssp. cacao) de aquella que incluye ejemplares de América del Sur (ssp. sphaerocorpum). De hecho, todo indica un origen reciente de la palabra Forastero.

Clasificación de las especies

Aunque las distancias genéticas entre algunos ejemplares de Forastero son equivalentes a las observadas entre algún Forastero y el Criollo Antiguo, una clasificación del cacao basada en Criollo y Forastero carece de base genética.

Además, esta clasificación, inicialmente propuesta por Morris (1882) se basaba simplemente en los términos utilizados por los productores de cacao venezolanos.

En aquella época, el término Criollo se utilizaba para distinguir el árbol que se cultivaba a nivel local de un tipo de vaina específica de origen extranjero